Equisol

Conoce la diferencia en los sistemas de dosificación volumétricos de los gravimétricos

Los sistemas volumétricos dosifican el material en función de las cantidades, los sistemas gravimétricos pesan el material y lo dosifican en función de la masa.

La función básica de los sistemas de dosificación es preparar cantidades predeterminadas de material en un periodo de tiempo concreto y en la relación definida.

Para ser fieles a la receta, lo importante no es el volumen sino la masa del producto a dosificar. Por el contrario, el resultado de dosificación depende de las “características del producto a granel”, de las condiciones del entorno y del proceso de dosificación en relación con el órgano dosificador seleccionado.

En lo que respecta al procedimiento, cabe diferenciar el principio de dosificación volumétrico del gravimétrico.

En la dosificación volumétrica, la expulsión del material se produce exclusivamente en función del volumen, y con ello, de las cantidades. Como los dosificadores que trabajan de manera volumétrica no miden la masa, sus órganos de dosificación se tendrán que calibrar en función del material antes de cada uso; Además, los sistemas de dosificación volumétricos no pueden compensar automáticamente los cambios en las propiedades del material, como oscilaciones en la densidad aparente..

En el principio de dosificación gravimétrico o en función del peso, una o varias células de pesaje integradas miden (pesan) el material que se desea dosificar. Por lo tanto la única unidad de medida es el peso. La comparación teórica/real regula la dosificación, por lo que los sistemas gravimétricos pueden compensar automáticamente las posibles desviaciones de la densidad aparente. Otra ventaja es el registro en función del peso de las cantidades que se transportan.

Dosificador Gravimétrico GRAV-DR4

Características

Deja un comentario