Equisol

Conoce los costos ocultos del aire comprimido con Parker

La finalidad de un sistema de canalización de aire comprimido es distribuir aire comprimido a los puntos en los que se utiliza. El aire comprimido tiene que distribuirse con un volumen suficiente, la calidad y la presión adecuadas para propulsar correctamente los componentes que utilizan el aire comprimido. La fabricación de aire comprimido es costosa. Un sistema de aire comprimido mal diseñado puede aumentar los gastos de energía, provocar fallos en los equipos, reducir el rendimiento de la producción y aumentar los requisitos de mantenimiento. En general suele considerarse cierto que los costes adicionales realizados en la mejora del sistema de canalización de aire comprimido resultarán rentables muchas veces durante la vida del sistema.

El aire comprimido se utiliza en muchas instalaciones industriales comerciales y se considera una utilidad esencial para la producción. Uno de los principales costos ocultos en las redes de aire comprimido se debe al material usado para las redes de aire en donde encontramos principalmente redes en acero, en tubería de aluminio y plástico pegado. En este aspecto es importante tener en cuenta la rugosidad de la tubería, que tan fácil es su instalación y desmontaje, todas estas condiciones hacen que los costos sean mayores o menores a lo largo de los años.

Costes de caídas de presión: para compensar las caídas de presión, el compresor debe esforzarse más, lo que implica un mayor consumo de energía y costes adicionales.

Coste de las caídas de presión durante un periodo de 10 años

Las tecnologías que ofrecen tuberías de interior liso (aluminio, plástico) proporcionan una elevada reducción de la caída de presión y, por tanto, de los costes de explotación. En cambio, los sistemas de acero galvanizado, que se oxidan y cuya superficie interior se pica tras varios años de uso, provocan mayores costes de explotación.
Costes anuales: en términos de rendimiento general frente a costes, la elección no debería depender únicamente de la tecnología y del precio de adquisición.

El coste exacto de un sistema también incluye los costes de explotación anuales (como la instalación y puesta en servicio de un sistema).

Ejemplo de costes anuales para un sistema de 200 m:

Como podemos ver es muy importante tener en cuenta la tecnología adecuada para nuestras redes de aire, no solo considerando el costo inicial sino los costos a lo largo de los años.

En Parker gracias a la gran oferta de tamaños en Ø 100 mm, Ø 76 mm, Ø 63 mm, Ø 40 mm, Ø 25 mm y Ø 16,5 mm y a una amplia gama de accesorios, el sistema Transair satisface los requisitos de numerosas instalaciones industriales y talleres. Además, su fácil instalación, el ahorro de energía y la flexibilidad del diseño de las soluciones de canalización de aire comprimido de Transair no tienen rival.

 

Deja un comentario